20 de sep de 2018

“Nadie se ocupa de salvar árboles”

*Dice fuerte en una reunión la señora Luz María Oviedo, quien hace cuatro años emprendió una lucha contra el paxtle


Por OFICINA | viernes 6 de abril del 2018 , 06:07 p.m.

*Dice fuerte en una reunión la señora Luz María Oviedo, quien hace cuatro años emprendió una lucha contra el paxtle que afecta a los árboles; hoy pide que se sumen para evitar más tala de árboles con motivo de la obra en el río Tula.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

“Nadie se ocupa de salvar árboles”, dijo de forma enérgica la señora Luz María Oviedo y algunos de los presentes en la reunión asintieron con la cabeza. Y es que nadie como ella sabe de la apatía de la gente porque hace cuatro años con pocas personas a lado se ha dedicado a combatir la plaga del paxtle que silenciosamente acaba con las arboledas.

En la reunión sobre el problema de la tala de árboles por la obra del río Tula, de la Red de Conciencia Ecológica “Queremos vivir” realizada en el Forito del Auditorio del Cooperativismo en Cruz Azul el miércoles 4 de abril por la tarde, la señora Oviedo tomó la palabra para decir que cuando hacen el llamado para salvar a los árboles poca gente acude.

De eso ella sabe y por eso ahora hace el llamado para salvar a los que se tienen porque se están muriendo; hizo ver que los ya talados eran los que captaban la contaminación y debe preocupar a todos la situación, porque a ella sí le interesa sobre todo por sus dos nietos.

Cruz Azul, dijo quien recientemente obtuvo el Premio Mujer Orgullo Tolteca, está prácticamente libre del paxtle en sus árboles, y ya está trabajando con su asociación en el Cerro de la Cruz.

Otras voces se escucharon en la reunión, como la de Marco Antonio Moreno Gaytán de la Sociedad Ecologista Hidalguense, quien dejó que el objetivo de esta agrupación que encabeza es dejar de funcionar porque querrá decir que la gente ya está organizada.

Por lo que la idea es desaparecer, pero mientras no haya organización de la ciudadanía podrán contar con ella, dijo el líder ecologista, quien dejó en claro que no quisieran regresar a Tula porque eso significará que la gente de aquí ya puede sola.

Por su parte, Francisco Morales Mejía, abogado conocedor del derecho ambiental, exhortó a los más de 150 asistentes a exigir primero al municipio los permisos necesarios en torno a la obra; si no los tiene pues tendrá que ser el alcalde el intermediario para exigirlos a Conagua y si ésta no los muestra, entonces la obra en definitiva tendrá que detenerse.

Dijo el abogado que como ciudadanos los asiste las leyes para exigir los permisos, por si no está salvada la parte jurídica, no pueden entonces continuar. Habló de Semarnath, Conafor, INAH y la propia Conagua como las responsables de emitir autorizaciones en torno a la obra en el río Tula.

Hizo uso de la voz César Cruz Benítez, quien habló de la Ley de la Biodiversidad que se pretende aprobar y de que esta zona es el espejo negro del mundo. Recordó el foro sobre el agua que recién organizó y al que pocas personas asistieron, precisamente por el poco interés que existe.

En la reunión que estuvo presidida entre otros por René Lugo, René Romero y Norma Reyes, también se habló de la mesa de lo legal a cargo de Gerardo Castillo y otras intervenciones más que apuntaron a fortalecer esta lucha pero con verdadero compromiso.

Valoraron la posibilidad de cerrar calles para hacerse escuchar y de emprender la campaña contra el ecocidio y la propia obra del río en redes sociales, con pegotes en autos y a través de los medios de comunicación. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO