20 de jun de 2018

Luchan por inscribir predio de empresa en el Registro Público de la Propiedad

*La textilera Niza de Hidalgo quebró en el 2003 y no liquidó a sus trabajadores, por lo que entre 60 y 70 de ellos continúan lueg


Por OFICINA | viernes 16 de febrero del 2018 , 08:08 p.m.

*La textilera Niza de Hidalgo quebró en el 2003 y no liquidó a sus trabajadores, por lo que entre 60 y 70 de ellos continúan luego de varios juicios para poder obtener con la venta del inmueble su finiquito.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA 

Exempleados de la empresa textil Niza de Hidalgo, cuyas instalaciones se ubican en el Parque Industrial de Tepeji del Río, tienen que presentar un oficio con el que el Registro Público de la Propiedad pueda realizar el aseguramiento de los folios que aparecen ya asentados con respecto al predio.

Desde el 2003 la empresa quedó en quiebra y los trabajadores no fueron liquidados conforme a la ley, por lo que comenzaron entonces una lucha por el predio para poder recibir algo de dinero con la venta del mismo a manera de finiquito; durante los años que llevan varios se fueron desanimando y hoy hay entre 60 y 70 que continúan a pie de lucha.

Ganaron ya el resolutivo del juzgado primero de lo civil, pero al querer asentar el inmueble en el Registro Público de la Propiedad de Tula se encontraron con la sorpresa de que existía ya otros folios; de esto hace ya un mes y medio o dos meses, tiempo en el que primero fueron atendidos por un registrador y después por quien conocen como la licenciada Perla.

Recordaron los quejosos que el anterior registrador había detectado que algo turbio había en el caso y que podría haber existido dinero de por medio para que no pudieran realizar el registro de la propiedad. Pero ahora los dos registradores actuales aseguran que deben actuar conforme a derecho.

Esto luego de la manifestación pacífica que los exempleados de Niza realizaron el jueves 15 frente al Registro Público de la Propiedad, a donde llegaron procedentes de Tepeji a bordo la mayoría de ellos de un camión. Los registradores trataron de convencerlos de que no pueden retirar los folios ya existentes con respecto al predio del lote 140, manzana 21.

Por lo que el señor Adolfo Monroy Miranda, representante de los inconformes, mencionó que como resultado de la plática que sostuvieron a través de una comisión con los registradores, principalmente con la licenciada Perla, tienen que entregar un oficio que tramitarán ante el Juzgado primero de lo civil.

Lo que buscan es que no haya más anotaciones y que sean anulados los folios ya existentes, dado que asegura que los ex trabajadores son los propietarios del inmueble de la empresa en la que laboraron.

La lucha por el terreno se emprendió porque apareció otra supuesta dueña, una inmobiliaria de nombre, la cual resulta que vendió en el 2009 cuando ya lo había hecho antes y no se puede comerciar dos veces en este caso con un mismo predio.

Mencionó el representante de que la posesión del inmueble industrial les da la categoría de propietarios a través de una sentencia judicial. Pero el problema es que al querer inscribirlo se dieron cuenta de que hay otros folios. Fueron varios los juicios que se llevaron a cabo y se dio la preinscripción positiva a través de la cual les dieron la titularidad de propietarios.

Para avalar su dicho cuentan con una sentencia judicial de una definitiva, misma que les da la titularidad del predio. Enfrentaron un incidente de nulidad, el cual prosperó nuevamente a favor de ellos; pero la contraparte se dijo no conforme e inició un juicio de amparo a través del cual nuevamente vuelven a ratificar los derechos a favor de los ex trabajadores de la empresa textilera.

En su lucha se enfrentaron a la inmobiliaria Basilic, la cual apareció en el 2005 porque le vendió a la administradora Blue y ésta fue emplazada en el juicio, pero no compareció y se fue en rebeldía. Pero "cuando se dicta sentencia a favor de nosotros, Basilic aparece como dueña y presenta una escritura, la cual terminó declarándose falsa porque la inmobiliaria manifiesta que el banco le vende en el 2009 cuando éste ya le había vendido en el 2005

El caso llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación a través de la cual también se les otorgó el derecho; lo que falta únicamente es que el Registro Público de la Propiedad les inscriba el predio, pero se les niega a pesar de llevar la documentación y el documento donde el Juzgado ordena la inscripción, del cual ha hecho caso omiso. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO