21 de nov de 2018

Las artes reforzando la conciencia y sensibilidad de alumnos en Tepeji

Las últimas investigaciones científicas en neurociencias demuestran que  los educandos abrirán  mejor su entendimiento


Por OFICINA | viernes 15 de junio del 2018 , 04:14 p.m.

Las últimas investigaciones científicas en neurociencias demuestran que  los educandos abrirán  mejor su entendimiento y conciencia, cuando son reforzados con técnicas lúdicas y disciplinas artísticas en su proceso pedagógico, sin importar el nivel académico.

Lo que se puede constatar con alumnos de Colegio Sor Juana Inés de la Cruz de Tepeji, que con toda pasión disfrutan luciendo intenso zapateado y  música regional como el Huapango, que además de reforzar la visión de la historia regional, se observa en conjunto, una doble simbiosis de estos jóvenes que no se proyectan únicamente con visión folclórica, sino disfrutando su cultura que engloba  diariamente los procesos de trabajo rural de la mano al intelectual que define nuestro ser festivo y pasión identitária.

Así ocurre desde el Valle del Mezquital y en particular con aquella gracia que desbordan los integrantes de este Ballet Folclórico; toda vez que refuerzan  el humanismo crítico, con coreografías y proyección de un visionario trabajo cooperativo. Significa además que no se quedan con el mero sentido insulso de los bailes tradicionales, sino que, aplican la pedagogía de libertad, a manera de Freire, entre otros.

Al interactuar con este colorido y musicalidad, dijeran los antropólogos, Manuel Gamio y Vasconcelos, se define  la mexicanidad que tantas vejaciones ha sufrido desde la Colonia. Como resonancia de aquel pasado toltecario que también se vive, en sendas profundidades del cerebro y corporalidad, con humores y sudores se vuelcan las originales coreografías, haciéndonos vibrar  igual que ocurrió en el cine de Oro en México; pues tanto el artista como el público –incluyente- reciben los mensajes neuronales, con intensidad desmedida, invocando aquellas formas de hablar a la naturaleza, la lluvia –como a nuestra sangre- y la tierra fértil. De donde vienen nuestras lenguas madre.  

Puede verse a medio centenar de alumnos desbordando todo el ímpetu, al ir concluyendo sus cursos académicos, desde preescolar, hasta preparatoria, logran proyectarse igual en su lugar de origen, como los mejores teatros de Guadalajara y otras ciudades del interior, no obstante la sociedad individualizada que sufrimos.

El ballet dirigido por el profesor Josué, ya es un referente histórico-cultural, como antropológico, por ello la escuela se congratula del engranaje académico logrado, que va más allá de lo cronológico, es decir la fuente de donde emergen tanto nuevos creadores, como científicos y matemáticos.

Mtro. Francisco Ferrel Montes.

    

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO