16 de dic de 2017

La zona de Tula vive un colapso ambiental: Ramón Ojeda

*Considera el doctor en Derecho Ambiental y secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental, por ello, dijo, no se puede permitir


Por OFICINA | martes 21 de noviembre del 2017 , 06:42 p.m.

*Considera el doctor en Derecho Ambiental y secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental, por ello, dijo, no se puede permitir la tala de ningún árbol.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

“Es la zona más contaminada de todo el continente americano porque se trata de contaminación de aire, agua y suelo, por lo que hay aquí un colapso ambiental”, se refirió así de Tula, Ramón Ojeda Mestre, secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental con sede en España y doctor en Derecho Ambiental.

Entrevistado por Nueva Imagen durante su visita a este municipio, donde primero dio una pequeña plática en el kiosco del jardín municipal el domingo 19, dijo que luego de conocer del tema de la tala de árboles con motivo de la obra de rectificación del río Tula, considera que hay una absoluta falta de información.

Es decir información seria, confiable, oportuna, respaldada técnica y científicamente para que la ciudadanía pueda estar debidamente compenetrada del alcance, las especificaciones  y trascendencia de la obra a realizar.

Se trata de una gran desinformación y por otro lado no se han cumplido con las determinaciones de la manifestación del estudio y análisis del impacto ambiental por parte de la Semarnat y la Comisión Nacional del Agua no le ha dado a conocer el proyecto completo ni siquiera a las autoridades municipales como tampoco a las estatales y mucho menos a la ciudadanía.

Ramón Ojeda, quien vino a este municipio invitado por grupos de ciudadanos que se oponen a la tala de los 9 mil árboles que contemplaría la obra que inició Conagua y que está por ahora detenida, dijo que de esa manera no podemos defender a la naturaleza como es nuestra obligación al igual que la salud de la población.

Observa el académico que no se está cumpliendo con el derecho a la información que postula la Constitución y tampoco con el derecho a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de la población; porque no conforme con la contaminación atmosférica e hídrica superficial, ahora se ataca el patrimonio arbóreo, vegetal, ornitológico e incluso hiteológico de peces y fauna hídrica.

Opina Ojeda Mestre que llegan a la conclusión de que incluso afectan derechos de pueblos indígenas u originarios, porque violan también los convenios de  cortes internacionales, porque adicionalmente están causando una gran desestabilización social.

“Porque al no tratar los asuntos seriamente, al no ofrecer la información de manera oportuna, seria y técnicamente adecuada nos obligan a andar buscándolas en las plazas públicas y compartiendo nuestras inquietudes; y eso en este momento en nuestro país es muy delicado”, opinó el entrevistado.

Se refirió al tema de la tala de árboles como un crimen ambiental que están cometiendo las empresas, porque están realizando diferentes tipos de obras y dañan con tubos de diferentes diámetros; lo cual causa desconcierto entre los ciudadanos de buena fe que creen que están entubando el río.

Durante su plática que dio en el kiosco del jardín municipal dijo que internacionalizará el tema de lo que pasa en Tula, por lo que explicó luego que viene a sumarse desde  punto de vista internacional a la lucha que está dando un grupo de ciudadanos

“Como probablemente las autoridades municipales y estatales no están dispuestas a detener esta aberración ecológica, la obra que está haciendo la Conagua a través de unas empresas en el río Tula, entonces estaremos juntos y de otra manera nosotros nos sumaremos a la población para internacionalizar esta lucha”, explicó.

 Dijo que ya no podemos seguir dañando el medio ambiente porque esta zona es ecológicamente la más deteriorada del continente americano. Por ello no descarta la denuncia penal, el juicio, el amparo y la demanda civil por la responsabilidad en el daño ambiental.

Que pueda llevar incluso a la suspensión definitiva por parte de la Suprema Corte de Justicia de la nación. “Nosotros invitamos a que honren las autoridades municipales, estatales y federales el juramento que hicieron de  cumplir y hacer cumplir la Constitución general de la república”, expresó.

 Porque tienen que hacer valer el derecho al medio ambiente sano para el desarrollo y  bienestar de la población, como dice el artículo cuarto de la Constitución. Comentó que se debe frenar el declive del estado de Hidalgo y de la región de Tula, porque se están yendo al precipicio ecológico

“El estado de Hidalgo y en particular la región de Tula está en una situación de colapso ambiental, de más de una década, entonces ahorita ya no se puede alterar absolutamente nada, cada árbol que se tire aunque parezca que es una expresión de unidad; si tiramos un árbol se suma a los miles de árboles que hemos perdido a lo largo de esta de esta década de desgracia ambiental”, respondió el doctor al preguntarle hasta cuántos árboles pudieran permitirse para su tala.

Dejó en claro Ojeda Mestre que no es un ambientalista sino un estudioso del Derecho Ambiental y secretario de la Corte Internacional; tampoco activista ambiental sino maestro universitario por más de 50 años.

Es el primer maestro definitivo el Derecho Ambiental de la Universidad Nacional Autónoma de México de la historia del país. “Es importante decir esto para que no crean que somos alborotadores, activistas o promotores de acciones irregulares; lo que proponemos es que se active el derecho y que se aplique estrictamente lo que dice la ley”.

El doctor Ramón Ojeda realizó el lunes 20 un recorrido por las zonas donde ya se dio el derribe de árboles, en la ribera del río Tula y más tarde en San Marcos ofreció una conferencia de prensa. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO