23 de abr de 2019

La corrupción desencadenó la desgracia en Tlahuelilpan

*Porque aunque no denunció la toma clandestina siniestrada, sí lo hizo con otra muy cercana en reiteradas ocasiones y nadie hizo nada, d


Por OFICINA | martes 22 de enero del 2019 , 05:40 p.m.

*Porque aunque no denunció la toma clandestina siniestrada, sí lo hizo con otra muy cercana en reiteradas ocasiones y nadie hizo nada, dio a conocer el exalcalde Rosendo Cruz Rufino, cuyas milpas se ubican muy cerca del lugar.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA
 

“Me da tristeza que mi municipio se haya conocido nacional e internacionalmente por esta tragedia; antes no podían ni pronunciar bien el nombre de Tlahuelilpan y ahora ya aprendieron”, expresó el ex presidente municipal Rosendo Cruz Rufino y quien con anterioridad ya había reportado otra toma clandestina por estar su propiedad muy cercana a la zona de la desgracia ocurrida el viernes 18 de enero.

El exalcalde de Tlahuelilpan culpa de todo esto a la corrupción porque en reiteradas ocasiones reportó una toma clandestina dentro de su propiedad, que se ubica más abajo de donde ocurrió la desgracia. Porque contrario a lo que se ha dicho, esa toma en la que se originó la fuga y después la explosión era relativamente nueva, de hace seis meses a la fecha.

Habla de corrupción porque reportó ante la PGR y la policía federal, pero nunca le hicieron caso a pesar de tener conocimiento de la toma clandestina de hidrocarburo; de igual manera al procurador del estado. Hoy siente tristeza Rosendo Cruz porque siempre les advirtió que era una bomba de tiempo.

Porque deben de entender, dijo, que la gasolina no es solo flamable sino que se convierte en dinamita pura. “Flamable es un tanque de gas, la estufa, etc., pero no la gasolina”, señala el expresidente ocupado el día de los hechos a evitar que la gente se pasara por su propiedad y fue cuando sugirió a los estatales que vio que pidieron refuerzos para contener a la gente.

Por qué, se pregunta, para acompañar al gobernador son exhibicionistas y lo acompañan tantos elementos, en esa ocasión en la que resultaba necesaria su presencia no acudieron.

La tragedia, comentó, pudo haber sido mayor porque al momento de la explosión en el área siniestrada ya solo se habían quedado como 300 personas y el resto ya se había ido con su carga de bidones y otros contenedores, o bien con las manos vacías, pero salvaron la vida.

Para Rosendo Cruz llegaron al saqueo de combustible casi mil personas, por ello intervino para evitar que pasaran por su milpa. Sabe que hubo gente que llegó por curiosidad y con hoy está grave. No duda que otros cuerpos se hayan desintegrado con la fuerza de la explosión.

Califica como horrible lo vivido en esos momentos, luego de cuatro horas en que la gente se dedicó a cargar la gasolina en lo que pudo.

Para que se termine el robo del hidrocarburo el expresidente no ve otra opción más que acabar con la corrupción y que las dependencias como la PGR y la policía federal deje de encubrir y proteger a los huachicoleros.

Criticó igual al tipo de programas que ahora la televisión promueve, porque en lugar de hablar de gente trabajadora hace una apología del delito a través de series con el tema del narcotráfico y todo para delinquir. En lugar de promover que la gente se vaya a trabajar. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO