18 de jun de 2018

Importes hallazgos arqueológicos en los trabajos del río Tula

Por Marisol Martínez Cruz.   Juan José Arias Orozco, delegado del INAH en Hidalgo, informó sobre los importantes hallazgos


Por OFICINA | viernes 2 de marzo del 2018 , 06:13 p.m.

Por Marisol Martínez Cruz.

 

Juan José Arias Orozco, delegado del INAH en Hidalgo, informó sobre los importantes hallazgos en las obras del río Tula, pues dijo que en las últimas semanas y debido a los trabajos que se están haciendo en los márgenes del cuerpo de agua, se han encontrado hallazgos muy importantes, son materiales que apenas están en investigación.

De hecho el arqueólogo Luis Manuel Gamboa Cabezas  ha llevado a cabo las supervisiones y es quien se va a responsabilizar de que después de que se terminen los trabajos y de realizar el trabajo de campo en las márgenes del río, se van a llevar todos estos materiales a los lugares que corresponde para que se puedan realizar los análisis y empezar a dar la información,  para dar a conocer exactamente de qué tipo de materiales, influencias culturas pertenecen.

Por su parte, el arqueólogo Luis Manuel Gamboa Cabezas dijo que el hallazgo no se trata de un Tzompantli (columna de cráneos) sino de una pequeña plataforma de un altar, pues que efectivamente se descubrieron algunos cráneos humanos, estos fueron colocados en el interior de unas vasijas, “es un descubrimiento fortuito”, resaltó.

Dijo que ellos están haciendo la supervisión de la obra como tal en la parte arqueológica, el trabajo consiste principalmente en registrar todo aquello que se descubra sobre lo que es la línea de la obra y que lamentablemente luego se hacen obras secundarias que las amerita; por ejemplo excavaciones para el lavado de las ollas y esto trajo como consecuencia el descubrimiento fortuito de evidencias arqueológicas y ahí vieron que exactamente es el rescate correspondiente; entonces en una de éstas se dio el descubrimiento del altar.

Ante el hallazgo se tuvieron que suspender los trabajos que se estaba realizando, efectuaron la intervención correspondiente y efectivamente constató que se trata de un altar con ofrendas de cráneos humanos.

Tentativamente, hay al menos en estos momentos siete cráneos  recuperados, lo que resulta muy interesante, pues es algo que anteriormente no lo habían visto, dijo que los cráneos, incluso, también viéndolo desde una perspectiva simbólica fueron colocados mirando al ocultamiento del sol y también a lo que es el propio río.

Resulta también muy interesante porque lo que notan es la presencia de estas construcciones que efectivamente llegaban a lo que era la ribera del río, eso también les da un panorama de lo increíble que pudo haber sido esta ciudad arqueológica en cuanto a su complejidad.

Agregó que quizá esa área fue un palaciego (palacio), de gente acomodada de la época Tolteca muy bonitas construcciones que tenían, muy complejas con renovaciones, incluso se ve mucho lo que era la figura del estuco en la aplicación de los acabados de estos edificios y que lo interesante, aclaró, es que no hay una superposición constructiva del posclásico tardío.

“Vamos a llamarles aztecas que son los que están construyendo sobre lo que es lo tolteca y estos descubrimientos pertenecerían más o menos a la época azteca 1475, quizá 1521 después de Cristo”.

El arqueólogo mencionó que también se tienen identificados algunos fustes,  en algunas partes, pero todavía son preformas, no fueron terminadas, aquí la idea, es que a través del río Rosas por medio del Crestón, ahí es donde se encuentran los yacimientos, las canteras donde se extraían las preformas, eran trasladadas y llegaban al río Tula.

Probablemente muchas de esas preformas se les llegaban a caer, éstas son las que se tienen identificadas. Para poder sacarlas y traerlas a la zona previamente están esperando el desazolve que se tenga que hacer al río, porque, dijo, que supone que  lo están haciendo de forma parcial, por ejemplo en el caso de la colonia 16 de Enero, en la parte media del río la están trabajando y la otra parte pues el agua está circulando y eso permite de alguna manera que ellos se puedan meter al fondo de lo que era el lecho del río, y ahí es donde están haciendo estos descubrimientos.

Con respecto a las empresas constructoras, se hizo un aviso sobre la situación porque habían iniciado sin una presencia arqueológica, después a través de un dictamen se les propuso que la única manera de continuar con la intervención, era a través del rescate arqueológico, entonces se está haciendo un trabajo paralelo donde previamente las constructoras se dan los recursos humanos porque ellos contratan al personal y se los prestan para hacer las actividades cotidianas de registro que sean necesarios.

Por otro lado están respaldados por Conagua porque cualquier situación que se suscite, ellos le notifican, y a su vez ello lo hacen con las empresas para que de alguna manera no vaya a ver algún impacto arqueológico que traiga como consecuencia otro tipo de situaciones. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO