24 de may de 2018

Importante arquitectónicamente, pero no espectacular

*Lo hallado como vestigios arqueológicos en terrenos ejidales a propósito de la obra del gasoducto Tula-Villa de Reyes.   Por MAR


Por OFICINA | viernes 27 de abril del 2018 , 04:55 p.m.

*Lo hallado como vestigios arqueológicos en terrenos ejidales a propósito de la obra del gasoducto Tula-Villa de Reyes.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

Un conjunto típico, cívico y religioso, es lo que se halló en terrenos ejidales de Tula, a propósito de la obra del gasoducto en su tramo Tula-Villa de Reyes; importante sí, pero no espectacular.

Así se refirieron arqueólogos de la Dirección de Salvamento Arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al ser cuestionados respecto a lo hallado en ese sitio, casi a orillas de la carretera Tula-Tepetitlán, a 200 metros del polígono de la Zona Arqueológica.

Entrevistados a raíz de las inquietudes manifestadas por vecinos de Tula y ejidatarios de San Francisco Bojay y que este medio de comunicación dio a conocer, la arqueóloga Mariana Pinto negó que hayan encontrado osamentas u ofrendas magníficas; porque en su lugar hallaron vestigios arquitectónicos importantes.

Mencionó vasijas, obsidiana y restos de animales como parte de los hallazgos. Esto en dos conjuntos, uno considerado como adoratorio que era lugar para los sacerdotes y otro más como área habitacional donde realizaban los antepasados su vida cotidiana.

El conjunto típico cívico religioso, explicó, es parecido al que se ubica en la Zona Arqueológica, cerca del área que ocupa la Semarnath; cuenta con patio, altar central y tres edificios alrededor.

Hizo la observación la arqueóloga de que el conjunto registra un severo daño por la carretera, por los canales, el ensolve de este cuerpo de agua y por la actividad agrícola que ahí se realiza.

Este conjunto como el habitacional fueron abandonados en la época de apogeo de Tula, por lo que hubo recuperación de bienes y por ello no se encontraron materiales espectaculares durante el sondeo que se realizó; aunque el sitio no deja de ser importante por su arquitectura.

Los dos conjuntos hallados están relacionados, aunque uno era para la vida cotidiana de los individuos y el segundo no era para todas las personas sino para los sacerdotes, porque es más para los rituales y la religión.

Pese a que lo hallado no resultó de gran relevancia, fue llevado al INAH para su análisis, restauración y embalaje; es el proceso que desde siempre realiza la dependencia federal en estos casos.

Hizo referencia a los montículos cercanos llamados por los lugareños como mogotes, porque toda forma parte de un mismo sitio, a lo que han denominado Tula Chico, por parte de Roberto Cobean y Guadalupe Mastache. Aunque se ubica a escasos 200 metros de la poligonal de la Z.A., con límites de la ciudad y de grupos urbanos.

La arqueóloga acompañada por Erick Alvarado explicó que sobre toda la línea del gasoducto hubo y habrá supervisión del INAH, para que no haya afectación al patrimonio arqueológico, de ahí que realicen estas actividades para registrar todo lo que sea posible en cuestión de arquitectura y otros elementos.

El trabajo no va a continuar por más tiempo, dado que están ya afinando detalles para terminar. Será cubierto de nuevo después de los trabajos de consolidación porque se trata de preservarlos los vestigios por 50 o 100 años más, pese al deterioro que ya han sufrido por la carretera, el canal y las siembras, como ya lo había explicado.

Dejó en claro Mariana Pinto que el gasoducto no va a pasar por encima de los vestigios, porque además éstos están dentro del área que la empresa en este caso TransCanada renta como patio de maniobras, es decir el área adicional para sus labores.

Sin embargo, debido a los hallazgos tampoco podrán utilizar esa área como tal; porque además lo encontrado ya fue registrado por el INAH como patrimonio cultural arqueológico.

La Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH,  con Cristóbal Valdez como responsable del proyecto, y los arqueólogos Mariana Pinto y Erick Alvarado en el área técnica, dijo la informante, no se irá sin cubrir los vestigios, donde no se puede construir no solo por la presencia de éstos sino porque además son tierras ejidales. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO