12 de dic de 2018

Familiares y amigos de Brayan exigen justicia y una pena máxima a los "asesinos"

*Se aplazó la audiencia hasta el mes de febrero.   Por Marisol Martínez Cruz.   ¡Justicia, justicia, justicia!, as&


Por OFICINA | viernes 9 de noviembre del 2018 , 06:52 p.m.

*Se aplazó la audiencia hasta el mes de febrero.

 

Por Marisol Martínez Cruz.

 

¡Justicia, justicia, justicia!, así gritaban alrededor de 50 vecinos del municipio de Tlaxcoapan, afuera de las oficinas de los Juzgados Penales de Control y Juicios Orales en Tula, encabezados por Jesús Hernández, abuelo del menor Brayan Hernández.

Las personas se plantaron desde muy temprano del viernes 9 y con pancartas y gritos exigían justicia por la muerte del menor Brayan Hernández, ya que estaba por iniciar la audiencia donde el juez dictaría sentencia a las cuatro personas acusadas por la muerte del menor.

Cabe recordar que durante 21 días la familia y amigos se dieron a la tarea de buscar a Brayan Hernández, todos hacían su labor, algunos en las redes sociales, pegaron su fotografía por todos lados, pero nadie proporcionaba datos de él.

Sólo recordaban la tarde del 21 de agosto cuando el joven salió del CETis 26 ubicado en Atitalaquia, de manera normal y a la hora de la salida, algunas personas que lo vieron por última vez, notificaron que había subido a un vehículo.

Desde entonces comenzó el martirio para la familia, a los 21 días, en un paraje solitario en el municipio de Tlahuelilpan elementos de Protección Civil encontraron un montículo de huesos que aún despedían humo.

Luego de los peritaje, trascendió que la osamenta pertenecía a Brayan Hernández, hasta ese momento se sabía que personas desconocidas le dieron muerte y quemaron su cuerpo.

Ya con las líneas de investigación, trascendió que las personas que mataron a Brayan, tenían un vínculo de amistad con la familia y por eso se aprovecharon.

Entre los detenidos se encuentran dos mujeres, dos hombres, uno de ellos de origen salvadoreño, y un menor de edad.

Según las dos mujeres, tenían una amistad con la madre de Brayan. Para el rescate, pedían a los familiares casi 2 millones de pesos y conforme pasaban los días fue disminuyendo la cantidad.

Hasta que por fin fueron descubiertos y llevados al Cereso de Tula donde enfrentan su proceso penal. Mientras que el menor se encuentra recluido en la ciudad de Pachuca

 

En la audiencia que se llevó a cabo el viernes 9, el juez de control del Tercer Circuito Judicial, correspondiente a Tula, consideró que era necesario aplazar el resolutivo, toda vez que entre los detenidos se encuentra una persona de nacionalidad salvadoreña y se necesitaba notificar a la embajada sobre el proceso, por lo que éste se aplazó hasta el mes de febrero de 2019.

Mientras tanto la familia y amigos manifestantes piden a las autoridades justicia para que la muerte tan cruel de Brayan Hernández de tan sólo 16 años no quede impune. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO