20 de oct de 2017

“Creciendo juntos; mundo azul”, por el privilegio de servir

*Descubrieron los padres de niños con discapacidad un mundo lleno de retos que los llevaron a agruparse, para ayudarlos no solo a ellos sino a


Por OFICINA | martes 3 de octubre del 2017 , 05:08 p.m.

*Descubrieron los padres de niños con discapacidad un mundo lleno de retos que los llevaron a agruparse, para ayudarlos no solo a ellos sino a otros más para un futuro pleno y feliz.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

“Creciendo juntos. Mundo Azul” es el nombre de la asociación civil que agrupa a padres con hijos que tienen capacidades diferentes, dirigido por Caty Michel Sánchez Zúñiga e integrado por más de 10 personas que buscan ofrecerles un futuro a sus pequeños.

El sábado 30 de septiembre organizaron un desayuno para darse a conocer ante personas representativas en el municipio de Tula; entre ellos autoridades municipales, empresarios, integrantes de otras asociaciones y destacadas profesionistas como es el caso de Norma García Aceves.

Con talleres y ayuda de patrocinadores la A.C. ha logrado solventar sus gastos, pero quieren más que llevarles juguetes a niños con discapacidad: crear una villa-dormitorio donde se impartan capacitaciones.

Fue en enero del presente año cuando se integraron como asociación civil, pero ya llevan tres años trabajando de manera conjunta once personas en total, padres la mayoría de ellos de niños con sordera, autismo, síndrome de Down y alguna afección motriz.

El evento tuvo lugar en conocido salón de fiestas de El Llano 2ª. Sección, donde se dieron cita como invitadas Liliana Aguirre, presidenta del DIF de Tula; Minerva Espinoza de Paredes, ex titular de esa institución y de parte de la asociación “Tula y sus raíces”, entre otras personas.

Correspondió a la presidenta de la A.C., Caty Michel Sánchez dar las palabras de bienvenida y agradecer a los patrocinadores. Continúan, dijo, tocando puertas motivados por el amor a sus hijos y decididos a servir a cada persona que lo requiera para abrirles oportunidades.

“A veces sentimos que lo que hacemos en una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”, expresó la presidenta de la asociación, después de mencionar a todos y a cada uno de los padres de los niños que integran esta organización. “Con mi convicción de servir a cada persona que lo requiera y el compromiso de ayudar y el amor como estandarte la asociación Creciendo juntos agradece su apoyo”, expresó.

Cinthia Roxana Hernández, mamá de Sebastián, uno de los niños con capacidad diferente, habló a nombre de los padres de familia y recordó que ese cromosoma adicional fue la llave de un mundo que no sabía que quería conocer, lleno de retos, emociones, aprendizaje y sobre todo una inmensa felicidad.

“La cual no cambio por nada; Sebastián y su condición han sido un regalo invaluable en nuestras vidas, nos ha enseñado tanto en lo personal; he aprendido que el diagnóstico no define la condición de una persona, es el amor lo que hace la diferencia, he aprendido a valorar y apreciar cada logro, cada avance que por pequeño que parezca es digno de festejo por todo lo que conlleva”, expresó la madre de familia.

 Recalcó que es un privilegio ser mamá de Sebastián, porque  desde su nacimiento han sido testigos que la única constante ha sido el crecimiento, la espontaneidad, el descubrimiento y el amor a la vida, “lo que hace que nuestros hijos superen dificultades a su corta edad, nos demuestra que no existen un no puedo y deseo verlo convertirse en un hombre independiente, autónomo y sobre todo que su vida sea plena y feliz”.

 

La discapacidad aparece cuando hay barreras: Norma García Aceves

 

Gran aplauso mereció Norma García Aceves, una mujer cuya silla de ruedas no ha sido impedimento para salir adelante. Dijo ser orgullosamente hidalguense, pero ahora residente de la Ciudad de México, con el compromiso  de seguir haciendo algo a favor de la inclusión porque cuando ella vivía aquí fue muy difícil porque el tema no se conocía y fue cuando comenzó a trabajar en la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji

Pero sabía que podía hacer más cosas y se fue a  la ciudad de Pachuca donde trabajó en Teletón por dos años, de ahí al Tecnológico de Monterrey, pero siempre buscando impulsar el tema de la inclusión, de los derechos de las personas con discapacidad. De ahí que celebre el esfuerzo de la asociación civil porque son  personas tan comprometidas como este aspecto.

 Pidió a los presentes irse con la tarea de compartir con su familia que el trabajo con las personas con discapacidad para incluirlos a fin de que formen parte de una misma sociedad es un compromiso de todos, incluido el gobierno municipal, de las instituciones educativas, del sector laboral, de las empresas, de los medios de comunicación, etc.

“La inclusión de las personas con discapacidad se va a dar cuando nosotros dejemos de poner barreras, cuando dejemos de discriminar, cuando dejemos de estacionarnos en los lugares reservados, cuando nos dirijamos con respeto, cuando nos veamos como una misma sociedad todos: los que caminan, los que no caminan los que ven y los que no ven; todos  tenemos los mismos derechos”, expresó.

Definió Norma García Aceves a la  discapacidad como mezcla entre una condición física y una barrera, pero que se hace presente  cuando está esa barrera. Cuando la vida de personas como ella transcurre sin obstáculos desaparece la discapacidad, pero si quiere ir al cine y no hay rampas, entonces se enfrentan a la barrera, al igual que cuando un niño sordo quiere ir a la escuela y no hay intérpretes. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO