19 de feb de 2019

Cómo evitar un suicidio

Ahora están los módulos de salud mental para atender la depresión, la baja autoestima, la ansiedad y otros trastornos mentales qu


Por OFICINA | viernes 26 de octubre del 2018 , 05:08 p.m.

Ahora están los módulos de salud mental para atender la depresión, la baja autoestima, la ansiedad y otros trastornos mentales que suelen desencadenar una fatal decisión.

 

Por Marisol Martínez Cruz

 

En lo que va del año en la región se han registrado varios suicidios, sin poder tener una estadística real; sin embargo, han sido personas de todas las edades, incluso dos menores de edad.

Los expertos dicen que los suicidios están asociados con la depresión, la falta de atención en la familia, agresiones físicas, problemas económicos y otros más, desafortunadamente en todos los municipios se han registrado suicidios, los que a veces se relacionan a trastornos mentales por no tratarse, por no hablar de ellos a tiempo y por no acudir a los módulos por información. 

En Tula existe un Módulo de Salud Mental, ubicado en la Jurisdicción Sanitaria, donde cuentan con cuatro núcleos básicos de salud mental que están atendiendo generalmente trastornos neuro-psiquiátricos como depresión, ansiedad, esquizofrenia, epilepsia, trastorno bipolar y estrés postraumático.

La psicóloga Miriam Escamilla Brito, responsable del área de Salud Mental en la Jurisdicción Tula, platicó a Nueva Imagen, que los médicos son capacitados en salud mental, hacen la función como psiquiátras; ellos valoran al paciente y determinan si es necesario iniciar un tratamiento, pero desafortunadamente la población desconoce un poco de esto, a lo mejor niegan su propia enfermedad y no se acercan.

En Tula, con un buen número de personas en el censo, existen cuatro módulos en la jurisdicción, que son en las cabeceras municipales de Tezontepec, Tlahuelilpan, Tepetitlán y aquí;  todos están ubicados en los Centros de Salud.

-¿Qué lleva a una persona al suicidio?, Son muchos factores los que intervienen; inclusive la neurociencia dice que tiene que ver con las sustancias que hay en el cerebro; por ejemplo, la serotonina, sustancia que es de la felicidad, entonces cuando ésta disminuye hay una presencia de un trastorno de depresión que si no se trata a tiempo puede culminar en suicidio.

“Para que haya un suicidio debe estar presente un trastorno hereditario, la presencia de adicciones también es importante, que ellos hayan estado expuestos a un evento traumático como violación y abuso sexual, donde hay un shock sin la atención necesaria, la influencia social también tiene que ver”.

En este año se ha presentado un alto número de suicidios, y lo alarmante es que se presentaron dos casos de niños, lo que sin duda está asociado a la estructura familiar. Si hay una disfunción familiar es un factor muy importante,  si en la familia no se da atención, ese amor, esa escucha y el diálogo; es muy importante mencionar que la falta de comunicación afecta de igual manera.

Si en casa no se cuenta con esos padres que  orienten, es un factor bomba que va a determinar muchas situaciones, si nos preguntamos ¿por qué un niño a esta edad estaría tomando estas decisiones?, hay que estar muy pendientes de las señales que ellos dan, muchas veces en el seno familiar es común escuchar, “ese niño sólo quiere llamar la atención” y no es así.

Lo importante es poner realmente atención a los cambios de conducta que ellos tienen, puede ser un niño tranquilo, pero cuando hay un cambio brusco es necesario poner atención; cuando él ya no quiere salir, se está despidiendo, haciendo cartas, su objeto más querido lo regala, además a ese lenguaje no verbal, que es el que va determinando, por un suicidio consumado, hay veinte intentos más. Hay que estar muy alertas a las señales.

“Aquella persona que intentó una vez suicidarse, lo va a volver a intentar, generalmente estas personas que se suicidan, presentan un trastorno psiquiátrico, generalmente depresión, si no se les da atención, se puede consumar”, recalcó Miriam Escamilla Brito.

Dijo que a  nivel mundial el grupo de edad con mayor índice de suicidio es en adolescentes de 15 a 29 años. De ahí le siguen los niños; por esta cuestión de propensión a abusos sexuales donde no se les creen y los niños buscan la forma de liberarse de eso, porque es un shock muy fuerte. Y el otro grupo de edad son los adultos mayores.

En el caso de mujeres que sufren violencia intrafamiliar, hay casos en los que es tan extrema la violencia que están viviendo, que intentan suicidarse; un ciclo de violencia del que es difícil salir y para ellas es más viable desaparecer, por eso es importante acudir a una valoración psicológica para que les den herramientas s para que recuperen su estima y se vuelvan a empoderar. “Como nada me importa, me dejo morir”, suelen decir y caen en un estado de depresión, y luego viene el suicidio. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO