23 de abr de 2019

Así era Tula cuando se creó el estado de Hidalgo 1801/2019

 Colaboración especial Segunda parte   Por Hugo Santiago Sánchez   UN HOSPITAL CONSTRUIDO POR SUS PROPIOS PACIENTES


Por OFICINA | viernes 18 de enero del 2019 , 05:14 p.m.

 Colaboración especial

Segunda parte

 

Por Hugo Santiago Sánchez

 

UN HOSPITAL CONSTRUIDO POR SUS PROPIOS PACIENTES

Cuatros años antes de la erección del estado de Hidalgo, la Villa de Tula ya contaba con un espacio dedicado a la salud, el “Hospital Bernal” cuyo edificio aún existe en la esquina que forma la Calle Atanasio Bernal, con 16 de septiembre.

Según reza la placa conmemorativa localizada en la parte alta de su acceso, este nosocomio fue fundado en 1865. Sobre él se refiere el No. 23 del periódico “El Municipal”, editado e impreso en Alfajayucan, con fecha del 24 de julio de 1871, el cual incluye una nota de su sección “Gacetilla” la cual refiere:

HOSPITAL----- Hemos tenido el gusto de ver, por nosotros mismos, el de la Villa de Tula dejándonos enteramente sorprendidos; porque a la verdad cuando un establecimiento de esta clase se levanta sin más recurso que la filantropía que los CC. Es prueba de que la fuerza de voluntad vence imposibles, pues hemos visto que de unos paredones que solo servían de zahúrdas, se está levantando un edificio cómodo y bajo una salubridad propia para la clase doliente; con muy pocos recursos se tiene un botiquín, que si no abundante, por los menos suficiente, y en fin los enfermos están en buenos catres, limpias camas y todo tan aseado que al que entra por la primera vez no puede creer sea un departamento de un hospital lo que se está mirando.

Hay una particularidad, que varios enfermos, que han convalecido, se ocupan en la fábrica del edificio que los ha arrancado de las garras de la muerte ¡Cuáles serán los pensamientos de estos seres si son agradecidos!

Por no ofender la modestia de uno de nuestros amigos no repetiremos su nombre y solo les diremos que hay un axioma de un autor que dice: “Arbitrio de los hombres, haced bien si queréis que la posteridad os bendiga; haced bien si queréis que vuestro nombre se recuerde entre las lágrimas del pobre”.

El texto anterior refiere la construcción del Hospital Bernal, que aunque había sido fundado 6 años antes, se observa que hasta 1871 aún estaba edificándose por los vecinos, personas altruistas y por los propios pacientes que ahí habían sido atendidos.

Aunque no menciona el nombre del nosocomio, para no ofender la modestia de un “amigo” - pues al referirlo hace alusión al apellido Bernal-, el texto menciona un personaje al que dedica una hermosa cita.

Seguramente el periódico se refería a don Atanasio Bernal Macotela, quien donó el terreno y parte del edificio del mencionado nosocomio; el cual finalmente fue inaugurado el 16 de septiembre de 1910, para conmemorar el primer centenario de la Independencia de México, según refiere la Monografía de Tula del Dr. Melchor Olguín.

Donde también señala que la calle poniente en la que se encuentra este recinto fue nombrada “Atanasio Bernal” el 31 de diciembre de 1901, a iniciativa de los vecinos de la Villa de Tula, para honrar a este hombre altruista.

Cabe destacar que tras la construcción del Hospital de Tula en la Calle 5 de febrero, esquina con Manuel Rojo del Río, el edificio tuvo diversas ocupaciones, funcionado incluso como cárcel y actualmente como oficinas de la Secretaría de Salud.

Paradójicamente Atanasio Bernal cumplió con el axioma que señala la reseña de “El Municipal”, pues fue bendecido para la posteridad gracias a sus buenas acciones, con una calle en su honor y con el hecho de que sigamos hablando de él, 150 años después de su generosa donación. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO