21 de sep de 2018

*Ya somos un país de viejos.

Hace apenas algunos años era muy común decir que en México éramos un país de jóvenes, como consecuencia del


Por OFICINA | martes 20 de febrero del 2018 , 04:58 p.m.

Hace apenas algunos años era muy común decir que en México éramos un país de jóvenes, como consecuencia del alto porcentaje de mujeres y hombres menores de 29 años que habitábamos en su territorio; sin embargo en los tiempos recientes el perfil demográfico ha cambiado  de manera tal que al tiempo que la   población infantil y juvenil baja,  la de los adultos mayores crece.

De acuerdo a una investigación de Rubén Migueles, el envejecimiento de la población está a punto de convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI, con consecuencias para todos los sectores de la sociedad, principalmente el laboral y el financiero.

Se asegura que hoy la población a nivel mundial tiende a envejecer con implicaciones económicas, sociales y de políticas públicas, fenómeno del cual nuestro país no está exento. Así lo confirma las proyecciones que hace el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Este envejecimiento poblacional sin duda es en parte consecuencia del aumento en la esperanza de vida del  ser humano. Así, mientras que en el año 2010  el promedio rondaba los 74 años de edad, ahora va arriba de los 75 y se calcula que para el 2025 los mexicanos habremos de vivir en promedio  un poco más de 76 años.

Hasta el 2017  somos, según la Conapo,  123 millones y medio de mexicanos, de los cuales el 51.2  son mujeres  y 48.8 somos hombres con 33.3 millones de niños menores de 15 años y 31.9 por ciento de entre 15 y 29 años, esto a diferencia de 1990 en donde de 86 millones de mexicanos, se calcula que justo éramos la mitad de hombres y de mujeres.

 Y aquí lo importante, estos grupos concentran poco más de la mitad de total de la población, pero ello se ha venido reduciendo. De 1990 al 2017 la población infantil pasó del 37.9 por ciento a apenas el 27 por ciento, mientras que la proporción de jóvenes disminuyó del 29.7 al 25.8 por ciento.

Los expertos concluyen que la reducción ininterrumpida de la fecundidad desde finales de las década de los setenta y el aumento de la esperanza de vida han generado una base piramidal cada vez más angosta y una proporción cada vez más alta de adultos de 30 a 59 años y de adultos mayores de 60 y más años.

En los rangos anteriores de edades, los primeros pasaron del 26 al 36 por ciento entre 1990 y el 2017, mientras que los mayores fueron de 6.4 al 10.5 por ciento en el mismo periodo y se espera que en el 2050 totalicen 32.4 millones que va  significar el  21.5 por ciento del total de la población en México.

En este análisis resulta también interesante saber que la diabetes sigue siendo la enfermedad  que es la principal causa de muerte entre la población con alrededor del 15 por ciento, después con el 13 por ciento las enfermedades isquémicas del corazón; en seguida las del hígado con el 5.4 y con el 5.2 por ciento las enfermedades cardiovasculares.

Así las cifras hoy en día somos ya un país con una población  de genta adulta lo que obliga al gobierno a promover políticas públicas para atender a éste que ya es el más importante sector dentro de los 123 millones de mexicanos.

 Por hoy es todo, nos leemos el próximo miércoles, pero …En confianza. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO