15 de nov de 2018

*También en educación estamos mal.

Siempre hemos creído que la educación es cimiento fundamental en el desarrollo de todos los pueblos y hoy que nuestro país atravi


Por OFICINA | martes 16 de enero del 2018 , 04:03 p.m.

Siempre hemos creído que la educación es cimiento fundamental en el desarrollo de todos los pueblos y hoy que nuestro país atraviesa por una muy  grave crisis en diversos ámbitos que en este mismo espacio hemos comentado de forma amplia, resulta interesante saber un poco cómo están las cosas en materia académica, para buscar crecer y  mejorar sobre todo a nivel educación superior.

Y es que en la problemática nacional tenemos muy claro que  en la creciente inseguridad en donde la cifras por robos de combustible, a casa habitación, a transeúntes y  homicidios dolosos para no hacer la lista más grande,  nadie  la puede contener. La corrupción y la impunidad  son males que también nadie controla, sino al contrario. Y como éstos, otros problemas como la falta de empleo y deficiencias en materia de salud. 

Pero volviendo al tema educación, puede resultar dramático y también contundente, México es la nación que ocupa el último lugar  en dar acceso a la educación  superior dentro de los países que son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), pues según el reporte del Panorama de la Educación en el 2017, aquí solo dos de cada 10 adultos mayores de 25 años han tenido acceso a estudiar una carrera universitaria.

Somos penosamente la nación  que siendo parte de este organismo, tenemos más jóvenes que no estudian ni trabajan. Los famosos ninis. Por el contrario, en países como Corea, Canadá. Japón, Reino Unido y Luxemburgo, entre el 70 y el 51 por ciento de sus habitantes estudiaron la licenciatura o posgrado; el promedio en la OCDE es del 43 por ciento. 

Claro que los problemas para los mexicanos no terminan por el simple hecho de estudiar una carrera a nivel licenciatura; el hacerlo es apenas una parte “para poderse defender en la vida”, nos decían nuestros padres en una máxima que no ha perdido vigencia.

Resulta interesante conocer las cifras de nuestra máxima casa de estudios en el país en cuanto a las carreras que más buscan estudiar los jóvenes. Un reporte sobre el tema nos indica que  13 licenciaturas concentran el 60 por ciento  de la demanda y que se encuentran entre las peor pagadas y en donde hasta un 66 por ciento de sus egresados terminan en empleos que nada tienen que ver  con lo que estudiaron.

Las 13 carreras más solicitadas en la UNAM son: Medicina, Derechos, Sicología, Administración, Relaciones Internacionales, Enfermería, Cirujano Dentista, Pedagogía, Veterinaria, Economía y Biología. Casi como consecuencia de su alta demanda, estas carreras se convierten en las   que resulta más difícil su ingreso.

Por ejemplo para el más reciente ciclo escolar en Medicina en el campus de CU, 14 mil 632 jóvenes  concursos en los exámenes  de admisión y la universidad apenas aceptó a 177, es decir en promedio sólo hubo espacio para un alumno de cada 100 aspirantes y la competencia fue de 82 jóvenes por cada lugar.

Algo similar ocurrió en Derecho también en CU, en donde 4 mil 415 alumnos buscaron lugar  en dos concursos y solo fueron aceptados  330, es decir el 7 por ciento de quienes presentaron el examen. La competencia fue de 13 muchachos por cada lugar

Ahora en materia de sueldos las cosas no son muy gratas, el máximo de pago al que puede aspirar  un profesionista  que estudie una de las 13 carreras más demandadas es de 14 mil 610 pesos, como médico cirujano general; mientras que el mínimo es de 8  mil 674 pesos como pedagogo; mientras que el abogado podrá ganar casi 12  mil pesos y el arquitecto 14 mil en promedio.

Decíamos  del mal lugar que México tiene entre los países miembros de la OCDE en materia educativa, estamos en el fondo de la tabla con apenas el 22 por ciento de la población con educación superior, le siguen países como Italia, Hungría, Turquía y Alemania, todas estas naciones tienen entre 26 y 31 por ciento de su población adulta con estudios universitarios.

Aquí  sólo el  22 por ciento de las personas de entre 25 y 64 años de edad había cursado la educación superior hasta el 2016, lo que representa la proporción más baja entre los países  de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, 20 puntos porcentuales abajo del promedio, aunque más alto que en algunos países como Brasil, China, India, Indonesia y Sudáfrica.

La tasa de desempleo es de 3.5 por ciento para los adultos que sólo concluyeron la educación básica, de 5 por ciento para quienes complementaron el bachillerato y llega hasta el 6.6 para los que estudiaron una licenciatura o posgrado. Por otro lado, ciertamente los ingresos aumentan con el nivel alcanzado en educación.

Es interesante saber también  que el gasto promedio por estudiante  continúa siendo el más bajo de entre todos los países de la OCDE, ello a pesar del crecimiento que se ha venido dando en  este rubro los últimos años. El comparativo nos indica que mientras aquí se invierte  3 mil 700 dólares por  estudiante, el promedio en otras naciones miembros  es de 10 mil 759 dólares.

Para tratar de abatir el déficit en el ingreso de jóvenes a las universidades públicas por falta de lugar, a través del programa “Un lugar para ti” la SEP abrió  más de 40 mil lugares en universidades públicas y privadas  de la zona metropolitana y del valle de México. El programa está dirigido a quienes habiendo presentado su examen  al Poli, a la UNAM, a la UAM  y no fueron aceptados por estas instituciones.

Para quienes decidan optar por universidades privadas que participan en el programa, se ofrecen tarifas preferenciales, menores  en todos los casos a mil 350 pesos mensuales de colegiatura, mientras que para quienes buscan estudiar el primer año a nivel licenciatura o Técnico Superior Universitario, el programa les ofrece una beca  de 6 mil pesos para el primer semestre.

Así una breve radiografía de cómo estamos en educación a nivel superior. Las cifras son crudas, pero reflejan una inocultable  realidad. Vienen elecciones a mediados de este 2018, a finales del año relevo en los mandos del gobierno federal y con ello la esperanza de atender con toda energía este rubro, pues hoy más que nunca estamos convencidos que un pueblo con buen nivel de educación es el mejor camino para avanzar en los rubros más importantes para una nación como la nuestra.

Por hoy es todo, nos leemos el próximo miércoles, pero…En Confianza. *NI*

  

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO