22 de oct de 2017

Los que suenan.

En menos de un año los mexicanos estaremos  viviendo una jornada electoral  sin comparación alguna, toda vez que con motivo de


Por OFICINA | martes 22 de agosto del 2017 , 07:05 p.m.

En menos de un año los mexicanos estaremos  viviendo una jornada electoral  sin comparación alguna, toda vez que con motivo de las reformas electorales  el primero de julio del 2018 habremos de elegir al próximo presidente de la República, a los 128 senadores, a  500 diputados federales y en casos como en Hidalgo también a los diputados locales.

Ya se vive la lucha  interna por alcanzar la nominación de su partido, salvo el de Morena cuyo dueño Andrés Manuel López Obrador es desde su fundación el candidato único, en el PRI, PAN y PRD las cosas no están claras para nadie, a pesar que en el Revolucionario Institucional a raíz de su reforma estatutaria se abrió la posibilidad para los no militantes lo que para muchos significa señal clara a favor de José Antonio Meade el secretario de Hacienda del gobierno de Peña.

Sobre la trayectoria de los más mencionados  ya se ha escrito mucho, sin embargo nos parece  que el trabajo  coordinado por Jorge Zepeda Patterson  y con la colaboración de varios prestigiados periodistas y convertido en libro titulado  “Los Suspirantes 2018” es de las investigaciones más completas y mejor documentadas, por lo que nos permitimos  traer a este espacio los puntos más relevantes de algunos de los aspirantes y   con mayores posibilidades.

De López Obrador el propio Patterson cree que los astros pueden estar alineados a favor de él para que en éste su tercer intento de llegar a la presidencia  sea el bueno. Recuerda que la primera vez en el 2006 el  PAN le arrebató el triunfo que parecía inminente y que para el 2012 el PRI con Peña Nieto al frente, volvió a frustrar  sus esperanzas.

El autor considera que AMLO  trata de convencer  de que ha cambiado de ser un “peligro para México”  para convertirse en al candidato de la fraternidad y la amnistía. Su discurso sigue siendo a favor de los pobres pero ya no en contra de los ricos, hoy proliferan con él  empresarios y figuras  vinculadas al dinero. Para muchos  se trata de un lobo con piel de cordero y que sigue siendo una amenaza para México.

De su vida personal refiere los apodos que a Andrés Manuel le han acompañado en la vida: el Molido en la primaria, el Americano en la secundaria, el Piedra en la universidad, Lesho para los chontales y Comandante para los priistas de Tabasco, partido del que fue presidente estatal el hoy conocido como el Peje.

Sobre Margarita Zavala escribe Sandra Lorenzano y recuerda que en entrevista reciente dijo la ex primera dama  que en caso de no contar con el apoyo de su partido, podría lanzarse  como candidata independiente, esta mujer nacida el 25 de julio de 1967,  insiste en fortalecer la frase  “soy como ustedes”.

Hasta la fecha Margarita Zavala se mantiene como la segunda mejor posicionada de acuerdo a prácticamente todas las encuestas dadas a conocer en las últimas semanas. Sí considerablemente alejada del primer lugar en poder de AMLO, pero arriba de todos los demás aspirantes, que no son pocos. Se declara profundamente católica y desde los 16 años es militante activa de su partido.

El siguiente en la encuesta es un viejo conocido de los hidalguenses y actual secretario de Gobernación. De Miguel Ángel Osorio Chong escribe Ricardo Raphael, quien comienza por recordar la escena de cuando el ex gobernador hidalguense salió de su oficina en mangas de camisa  para hablar con la comunidad politécnica. En los rituales de la política mexicana es poco común la proximidad del alto funcionario, por ello su intervención improvisada provocó una buena impresión.

Dice que este estilo  de estar cerca de la gente  fuera de protocolo le viene porque  es el contraste  con una tradición muy arraigada en la política estatal. “El estilo de la generación previa a la mía era distante. Los gobernadores guardaban reservas con respecto a la gente, cuando fui estudiante me tocó padecer justo estas reservas, los gobernantes creaban una lejanía artificial cargada de formalidades”.

Después de dar cuenta de varios pasajes de cuando gobernador de Hidalgo, sabemos que MAO se dedica en cuerpo y alma a operar la candidatura  para presidente de México de Enrique Peña Nieto que para entonces todavía era gobernador en Edomex. El grupo político articulado por gobernadores y ex gobernadores  priistas iba en ascenso, controlaban recursos humanos y  económicos para hacer política, aunque Manlio Fabio Beltrones intentó disputar la candidatura presidencial sin éxito alguno.

 Hoy en día para los efectos prácticos  Osorio es el priista más popular. Todos le reconocen que es un político que se construyó a sí mismo, nadie le heredó el capital que ha acumulado. Es un operador eficaz que no siempre cuenta  con una visión de conjunto y global de los problemas, pero posee un instinto ágil para calcular costos y beneficios y sabe reaccionar a toda  velocidad cuando se ve amenazado. En su equipo de trabajo destaca un número importante  de mujeres y gente joven.

Alejandro Páez Varela es quien escribe de Miguel Ángel Mancera  al que califica como un hombre de memoria privilegiada nacido en el interior 6 de un cuarto de vecindad en la hoy ciudad de México que él gobierna, un 16 de enero de 1966. No es un político  que brinca y manotea. Siempre fue un estudiante destacado que incluso recibió la medalla  Gabino Barreda  por ser el mejor promedio de su generación en la UNAM.

No es fundador ni siquiera miembro del PRD y como están las cosas parece que va a entregar el poder a alguien que no es de ese partido en la CDMX y aunque no sea culpable de la tragedia perredista, el tamaño del triunfo o de la derrota será atribuible a él. Sus bonos no son los mejores, pues de comenzar con un magnífico  70 por ciento de aprobación, hoy ronda apenas  por el 27 por ciento.

 Por otra parte, Aurelio Nuño llegó a su cenit en tan sólo 11 meses. Nos dice Salvador Camarena  del hoy secretario de Educación Pública en cuyo cargo su mayor éxito ha sido calmar las agitadas aguas del magisterio oaxaqueño. Como estudiante fue un brillante alumno de la Ibero donde consiguió ser presidente de la sociedad de alumnos  de la carrera de Ciencias Políticas.

Dicen sus condiscípulos  de entonces que Nuño no asistía a fiestas porque  se estaba preparando para ser presidente de la República, “ustedes  nunca van a llegar  a ser nadie; y yo en cambio voy a ser presidente de la República”. En el camino para lograrlo, al principio del gobierno de Peña se dijo que Nuño era parte de la tríada del poder junto con Videgaray y Osorio, él como  jefe de la oficina de la Presidencia.

De José Antonio  Meade  Kuribreña  escribe Maite Azuela  quien lo considera de un perfil de esmerado técnico y eficiente administrador que  le ha permitido sin  ser militante, colaborar con gobiernos de diferente bandera partidista, que tienen una visión diferente,  pero su amplia experiencia en los gobiernos  de Felipe Calderón y de Peña Nieto, le abre camino para ser considerado presidenciable.

Hay varios más aspirantes, en los meses por venir de acuerdo a como se vayan dando los movimientos podemos referirnos a cada uno de ellos, hasta hoy el bueno podría estar entre los seis referidos.

Por hoy es todo, nos leemos el próximo miércoles, pero… En Confianza. *NI*     

    

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO