22 de oct de 2017

*El sexenio del empleo.

Por JOSÉ GUADALUPE RODRÍGUEZ CRUZ   Sin duda uno de los mayores argumentos del presidente Peña Nieto para tratar de 


Por OFICINA | martes 5 de septiembre del 2017 , 05:25 p.m.

Por JOSÉ GUADALUPE RODRÍGUEZ CRUZ

 

Sin duda uno de los mayores argumentos del presidente Peña Nieto para tratar de  que se hable bien de su trabajo justo ahora que  cumple su quinto y penúltimo año del mandato, es que en la historia reciente del país   la suya es  la  administración federal  que más empleos ha generado.

El número de trabajadores registrados en el IMSS es el parámetro que permite  determinar si suben o bajan los empleos en nuestro México, aunque claro no debemos  pasar por alto el tema de los salarios, pues  un empleo mal pagado no resuelve en nada los índices de pobreza, mismos que también  por cierto nos dicen,  han disminuido.

Y por otro lado es claro que a pesar de todo y de lo que establece la propia legislación de la materia, hoy son miles los mexicanos que trabajan sin prestación social alguna y por lo tanto están fuera de las estadísticas que son los indicadores para los resultados que permiten hablar de temas como el “sexenio del empleo”.

 Se anuncia que  durante esta administración México está ya muy cerca de alcanzar la cifra de tres millones de empleos formales con beneficios sociales como nunca antes en la historia del país. De acuerdo a información del IMSS tan sólo en el pasado mes de julio se crearon 86 mil 233 fuentes formales de empleo, que sumados a los conseguidos en el resto de este primer semestre del 2017 nos arroja  más de medio millón de nuevos empleos.

Por otro lado de estas cuentas alentadoras parece que Hidalgo no es convidado. Por información generada también por el IMSS las cinco entidades líderes en la creación de trabajos  abrieron  casi un millón y medio de nuevas plazas en lo que va de este año. Las entidades son: la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Guanajuato y el Estado de México que en porcentajes significaron el 18, 11, 9,  8 y el 6 por ciento respectivamente.

Y si les interesa el dato nuestra entidad está anclada en la posición 20 de 32, con casi 28 mil nuevos empleos generados, muy lejos incluso del estado que ocupa el décimo  noveno lugar  que es Baja California Sur con 40 mil nuevos empleos y sólo  como comparación los más de 500 mil de la CDMX o los 314 mil de Jalisco en la segunda posición. El último lugar es Campeche que ha perdido 32 mil empleos.

Las cuentas alegres del gobierno de Peña en materia de empleo no paran. Se asegura que  durante el primer semestre de este 2017 ya se han creado más de medio millón de nuevos empleos, cifra que es la más alta para un periodo similar cuando menos desde que se realiza este tipo de registros, hace más de 30 años.

Con estos datos el jefe del ejecutivo federal no tiene empacho en llamar al suyo como el sexenio del empleo, pues los dos millones 800 mil  nuevas plaza no tiene comparativo alguno en la historia de este país, basado como dijimos en las cifras históricas del Seguro Social. Así por ejemplo en el gobierno de Salinas de Gortari de 1988 a 1994 se crearon un millón 770 mil nuevo empleos.

Y comparado el gobierno de EPN con otros sexenios, en el del presidente Zedillo se generaron  2 millones 480 mil de 1994 al 2000. Cuando la alternancia en el poder, Vicente Fox del 2000 al 2006 se consiguieron un millón 200 mil empleos, mientras que con Felipe Calderón la cifra alcanzada fue 2 millones 310 mil nuevas plazas.

Para dejar claro la importancia que en un país tiene generar nuevos empleos, el propio presidente Peña dijo que las cifras son relevantes  porque más que cualquier otro indicador económico, el empleo se ve reflejado directamente en el bienestar de las familias.

Aunque tenemos nuestras dudas al respecto, Peña Nieto aseguró que son empleos de calidad que dan acceso a los  mexicanos a la seguridad social, a servicios de salud, guarderías, pensión y la posibilidad de obtener un crédito para vivienda. Las expectativas son amplias tomando en cuenta que a un año de dejar el cargo, se espera romper la barrera de los tres millones de empleos en los meses venideros.

Cabe aclarar que estas cifras de empleos generados, no necesariamente es estrictamente nuevo, parte de éstos son empleos que ya existían en la informalidad pero que hoy gracias  a las políticas de mayor vigilancia del IMSS  y de la secretaría del Trabajo, pasaron a la formalidad con todas las formalidades que ello implica, como un seguro médico y una pensión.

Vale la pena hace notar que en opinión de los especialistas muy a pesar del bajo crecimiento económico de alrededor del 2 por ciento, se tiene un muy alentador crecimiento de registro de trabajadores en el IMSS, aunque  es importante  hacer notar lo dicho por los expertos en el sentido  que sí  hay un crecimiento importante  de nuevos empleos, pero un buen porcentaje de ellos son  de muy baja remuneración, la mayoría por debajo de los tres salarios mínimos.

Justo lo anterior obliga en consecuencia si a buscar la generación de nuevos empleos, pero tan importante como ello es que éstos sean bien remunerados, luego entonces estamos de acuerdo en que éste sea el sexenio del empleo, pero más convencidos estaríamos que fuera el sexenio del empleo bien pagado.

De plano suena mejor así el slogan. ¿No les parece?

Por hoy es todo, nos leemos el próximo miércoles pero… En Confianza. *NI*

  

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO