18 de oct de 2018

*El fideicomiso de AMLO.

Sin duda que con el arrollador triunfo de Morena en las elecciones del pasado domingo primero de julio se abrió una época diferente en l


Por OFICINA | martes 24 de julio del 2018 , 05:05 p.m.

Sin duda que con el arrollador triunfo de Morena en las elecciones del pasado domingo primero de julio se abrió una época diferente en la vida política de nuestro país. Todavía no podemos decir que mejor pero sí diferente  por muchas razones que ya se dieron como el que el mérito es prácticamente de  un solo  hombre; que con los resultados obtenidos tendrá mayoría en  el Congreso federal y que con las cifras obtenidas no hay ni siquiera alguien que se atreva a cuestionar los resultados, entre otras muchas razones más.

Hoy los mexicanos nos preparamos para el nuevo gobierno. Los de a pie en espera de que se hagan realidad promesas como el no más incrementos  al precio de la gasolina, mejores salarios, escuela para todos o cuando menos para la mayoría y sobre todo terminar con la corrupción y la impunidad, entre muchos otros ofrecimientos formulados a través de muchos años de campaña.

Sin embargo es necesario reflexionar sobre el tema del fideicomiso llamado “Por los Demás” creado a instancias de Andrés Manuel López Obrador para ayudar con el 20 por ciento de las  prerrogativas que reciben como partido a los damnificados por el temblor del pasado 19 de septiembre. El Instituto Nacional Electoral le impuso una multa de 197 millones por el probable desvío de recursos.

 Recordamos que desde entonces el INE les advirtió que no podían hacerlo  de esa forma pues estarían desviando los recursos para los fines a los que estaban destinados, por más buena intención que pareciera. Ignoraron tal advertencia  que hoy se convierte en uno de los más importantes señalamientos que el máximo  órgano electoral del país le hace al partido político ganador de las elecciones presidenciales.

Se aclara que esta sanción nunca pondría en riesgo los resultados que hoy todos conocemos; sin embargo a pesar de las declaraciones de varios personajes de Morena en el sentido que sólo se trata de una vil venganza, las evidencias mostradas de inmediato nos hacen recordar dos casos a querer o no muy similares. El Pemexgate en favor del PRI y los Amigos de Fox en favor del PAN, movimientos  ambos en  anteriores elecciones  también para presidente de la República.

Hoy a pesar de la andanada de críticas que se lleva el INE por voz y acciones de morenistas relevantes que entre otras cosas argumentan que el fideicomiso en cuestión no tiene relación jurídica con su partido, el instituto electoral  ha dicho que actuaron con evidencias, pruebas y documentos y no con vilezas como aquellos quieren hacerlo parecer.

Y es que sin ser un experto en el tema, no resulta muy complicado darnos cuenta que con todo  y que los 78 millones de pesos recaudados a través de la citada figura  gran parte se destinó  -suponemos- a los damnificados con el movimiento telúrico, cómo ignorar que  quienes depositaron este dinero o gran parte de él y quienes lo cobraron son gente muy cercana a Morena.

Es decir en el mejor de los casos el partido le “dio vuelta” a los topes de campaña usando la figura del fideicomiso para hacer llegar apoyos a afectados por el temblor, con el pero que ello lo hicieron en plena campaña política y que los recursos los retiraron diputados como Rodrigo Abdalas o asesores como Joshué Uriel Figueroa o representantes ante el INE como José Manuel Vera, todos ellos de Morena. Insisto, vamos a creer que sí dieron los apoyos pero al margen de la ley, ah y si  no los dieron, peor aún.

Y es que  con la jugada del partido del Movimiento de Regeneración Nacional en este tema no hay manera de ser bien pensado, porque además de conocer la lista de quienes cobraron los cheques –o sea los fideicomisarios-, los fideicomitentes – es decir la gente que aportó la lana- son en su gran mayoría gente bien ligada al mismo partido. Bueno la dirección del fideicomiso es la misma que la del multicitado partido, entonces cómo creer que no hay relación alguno.

Para reforzar los “mal pensados”, no hay que perder de vista que gran parte de los depósitos, el 56 por ciento del total, es decir algo así como 44 y medio millones de pesos, lo realizaron de forma nada común. El 28 de diciembre por ejemplo seis personas realizan 28 depósitos  entre todos en la misma sucursal, en un lapso de apenas 20 minutos. Un vil carrusel pues.

 ¿Alguien  con el mínimo de sentido común  podría creer que no hay nada que ocultar en todo esto?

 Pues no.

 Y pues no porque además los integrantes del comité técnico que todo fideicomiso debe tener, el de “Por los Demás” lo integraron gente como Austreberta Maldonado, diputada de ese partido en la Asamblea Legislativa, Julio Scherer en su momento coordinador territorial de este partido y hoy  propuesto para ser Consejero Jurídico de la próxima Presidencia de la República –hijo del fundador de  Proceso y que “curiosamente ” del tema poco o nada comenta la citada revista, por muchos años la principal crítica del gobierno -   y hasta Bernardo Bátiz que hoy está propuesto  para que sea el próximo Fiscal  General de la República.

Sin duda el asunto va para largo, Morena acude ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para impugnar la decisión de la autoridad electoral entonces pretenderá demostrar que no hay relación jurídica alguna entre el fideicomiso y Morena, y que al no existir tan evidente identidad, no tendrían por qué informar al INE de sus manejos.

Estamos a varias semanas de conocer el resultado final del hecho, pero cualquiera que éste fuera está claro que aquí hubo mano negra para que Morena aprovechara la desgracia de miles de mexicanos que se quedaron sin muchos de sus bienes elementales por el movimiento telúrico y entonces llegar y sin “ninguna intención malsana” –según ellos- , ayudarles con una lanita cuyo  origen, monto y destino nunca se reportó al INE  como debería de ser.

Seguramente si Morena o algunos de sus dirigentes no actúan como lo hicieron la historia el primero de julio no hubiera cambiado, el hecho a resaltar es que el partido que ofrece acabar con la corrupción y asegurarnos que estamos los mexicanos en vísperas de la cuarta transformación, comete acciones iguales o muy parecidas a sus antecesores del PAN y del PRI.

 ¿O no?

Por hoy es todo, nos leemos el próximo miércoles, pero…En Confianza.  *NI*

 

          

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO