18 de oct de 2018

*Debida atención a la diabetes.

Hoy en día la diabetes es la enfermedad  global más importante y que está matando más gente en el mundo, principalmen


Por OFICINA | martes 31 de julio del 2018 , 05:18 p.m.

Hoy en día la diabetes es la enfermedad  global más importante y que está matando más gente en el mundo, principalmente  por el mal control de ella y aunque cada día surgen por todos lados los productos milagros para atender  este mal, hasta hoy  ninguna  se puede considerar la cura de esta grave enfermedad.

De acuerdo a un completo trabajo de investigación la diabetes en Hidalgo avanza hasta convertirse en una de las principales causas de muerte, junto con los males del corazón y del  hígado.  El municipio con mayores decesos por esta enfermedad es Juárez  con 130 al año, y el  que registra menos muertes es  Xochiatipan  con apenas cinco de acuerdo a cifras de los últimos años dadas a conocer

Conforme a cálculos de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay 422 millones de personas con este mal, la cifra se multiplicó por cuatro en las últimas tres décadas y su efecto es  cada vez más evidente de ahí que aquí está convertida en una de las principales causas de muerte pues una de cada 11 personas en todo el orbe es diabético.

La diabetes es un padecimiento en el cual la glucosa en la sangre se encuentra en un nivel elevado, debido a que el cuerpo no produce o no está utilizando adecuadamente la insulina, que es la hormona producida por el páncreas que ayuda a  las células a transformar la glucosa en energía. La diabetes mellitus es un mal que se origina debido a la combinación de diversos factores entre los que se encuentran la obesidad, sedentarismo, alimentación inadecuada, antecedentes familiares y factores genéticos poblacionales.

Para los especialistas, los mitos en torno a la diabetes están impidiendo que se trate de manera oportuna y adecuada; hay quien asegura que el gran mito en torno a esta enfermedad está relacionado precisamente con la alimentación, pues se llega a pensar y decir que el paciente diabético tiene que restringir de manera importante su dieta, cuando lo cierto es que lo que debe hacer es  balancearla adecuadamente.

En este sentido un especialista aclara que el problema de esta enfermedad es que las células no se pueden nutrir porque la insulina es la que hace que entren  los nutrientes, entonces si se quita la principal fuente de energía, lo que se provoca es poner en desnutrición severa  a las células y en un desgaste terrible al organismo.

Un mito muy arraigado sobre el origen de la enfermedad es que puede ser ocasionada por algún suceso estresante. La mayoría de los especialistas consideran que eso no tiene sustento, aunque lo que sí es cierto es que la descarga de adrenalina es un mecanismo normal de defensa ante una situación estresante para el individuo y ésta genera más disposición de azúcar en la sangre lo que origina ciertamente una mayor amenaza de contraer diabetes.

En Hidalgo el tema de la diabetes –ya decíamos-  es considerada también como una de las enfermedades que  más muertes causa. Solamente del  2004 al 2014  la tasa de mortalidad para las personas de entre 20 y 79 años tuvo un aumento del 22 por ciento, para convertir este mal en el de mayor incidencia. El poder determinar  el tipo de población que tiene mayores problemas con este mal, dicen que es  un factor importante  para crear mejores medidas en la prevención y el control de la enfermedad.

Es bien sabido que existen tres clases de diabetes. La tipo 1 o insulinodependiente o juvenil que afecta principalmente a personas jóvenes y ocurre porque hay una destrucción de las células del páncreas que generan un falta total de insulina. La tipo 2 o no insulinodependiente o diabetes de adulto en la cual el páncreas no produce la cantidad adecuada de insulina y es más frecuente en personas mayores de 40 años. Y la diabetes gestacional que se presenta en las mujeres  durante el embarazo. Alrededor del 90 por ciento de la población diabética  sufre las del tipo 2.

Por otro lado los especialistas comentan que desafortunadamente en México tenemos una población con muy alta prevalencia de diabetes, pero esto ha llevado a que la gente crea que si tiene antecedentes familiares, necesariamente tendrá la enfermedad; y esto no es así cuando menos en su totalidad, según los expertos.

El conjunto de factores genéticos implica alrededor del 40 al 50 por ciento de riesgo para desarrollar la enfermedad, pero el otro 50 por ciento depende del medio ambiente, como la alimentación, ejercicio y otros factores peligrosos muy importantes que la población desconoce, como los factores de riesgo prenatales.

 Por cuanto a la alimentación en el proyecto de IMAGE 2008 se argumenta que tener una dieta  equilibrada y nutritiva, disminuye sustancialmente el riesgo de diabetes, también reducir factores como el tabaquismo, el estrés, la depresión y dormir entre siete  u  ocho horas ayudan a disminuir el riesgo de presentar la enfermedad.

Otro factor de riesgo para la diabetes  es la obesidad aunque no todo obeso será diabético, ni todos los diabéticos son obesos. Hay casos, dicen los especialistas, que hay familias con un factor de riesgo tan fuerte que aunque el paciente no sea obeso, bastan malos hábitos para desarrollar la enfermedad.  Estudios recientes nos muestran que hoy en día  en México siete de cada diez personas tienen problemas de sobrepeso y obesidad; cuatro de diez jóvenes están en esa situación, uno de cada tres niños y tres de cuatro mujeres en el medio rural.

Por otro todos hemos visto que por el profundo impacto de la enfermedad en nuestro país, los llamados productos milagro prevalecen en todas partes prometiendo curarla. En ese sentido más vale que tengamos claro que una vez instalada la enfermedad en el cuerpo, no se va a curar.

Así las cosas, tenemos claro que hoy en Hidalgo, en  México y en el mundo la diabetes es uno de los principales problemas de salud. Sin un control adecuado puede provocar complicaciones  como la ceguera  con lesiones oculares que desembocan en este problema. Accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos, insuficiencia renal y amputación de algún miembro de nuestro cuerpo.

El problema sin duda es muy serio, sin embargo muchas de sus consecuencias se pueden prevenir  con la debida  y oportuna atención. Cuidando muestra alimentación, haciendo ejercicio, dormir lo necesario, por ejemplo.

 Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega pero…En Confianza.   *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO