21 de jun de 2018

*”Tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata”.

Por Jesús González   Dice el dicho popular que tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata; y vaya este pensami


Por OFICINA | viernes 18 de mayo del 2018 , 07:37 p.m.

Por Jesús González

 

Dice el dicho popular que tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata; y vaya este pensamiento para hablar de la seguridad que impera en el municipio de Tula, donde hace aproximadamente ocho años un alcalde hizo grandes esfuerzos para equipar a la entonces Dirección de Seguridad Pública municipal.

Durante tres años se adquirieron patrullas modernas, se creó un C2 donde a través de cámaras de video vigilancia se monitoreaban diversos puntos de la ciudad, se integró un equipo táctico especializado contra la delincuencia, equipo que competía a nivel nacional con otros estados, obteniendo buenos resultados.

La seguridad parecía no estar tan mal; sin embargo, ese mismo alcalde apoyó a su sucesor, quien durante casi cinco años acabó con todo lo que había creado.

Deshizo el grupo táctico mandando a esos policías especializados a dar vialidad, al C2 no le dio mantenimiento quedando las cámaras inservibles, las patrullas, a pesar de cargar diario gasolina, permanecían descompuestas en el taller, sin dar servicio a la ciudadanía.

Fue tal la desatención a seguridad pública que el guarura principal de ese alcalde de apellido Allende acabó en el Cereso de Tula, acusado de proteger a una banda de ladrones que hacían de las suyas en comercios y casas habitación del municipio.

Incluso algunos elementos policiacos tomaron como máxima, para estar en la corporación, la mordida y la corrupción, acciones que a la fecha les cuesta superar.

Hoy pareciera que se busca poner orden, mejorar la seguridad; pero el saqueo fue tan grande, que los esfuerzos deben de ser dobles, pues la sociedad está dolida por malas autoridades, que al amparo de la impunidad hacían lo que querían.

Comento esto porque el pasado miércoles fue un día sin policías para Tula, debido a que los uniformados, tras la muerte de un compañero, decidieron realizar una manifestación frente a la alcaldía; donde además de denunciar el mal servicio médico que tienen, dijeron que su compañero fallecido no fue bien atendido en el Hospital general de Tula, además recriminaron la falta de equipamiento, el mal estado de las patrullas y la deficiencia de radios matra.

Los oficiales fueron escuchados por la autoridad municipal, al final llegaron a acuerdos y se espera que poco a poco las condiciones de los oficiales tulenses mejoren.

Esta manifestación ha dejado muchas opiniones, unas a favor y otras en contra, la mayoría coinciden en la necesidad de tener una secretaría de primer nivel, con policías bien capacitados y con buenas condiciones laborales, con patrullas que no representen un riesgo para los uniformados, entre otras cosas.

Según se ha dado a conocer la actual administración trabaja para lograr este objetivo, sin embargo, hay un culpable de que la Secretaría de Seguridad Pública este en malas condiciones, pues el saqueo durante la pasada administración fue enorme.

Lamentablemente nadie ha dicho ¿por qué no se ha castigado al ex alcalde que tanto daño le hizo a esta dependencia?, ¿por qué la denuncia en contra de Allende no ha tenido avances? ¿Por qué a pesar de que Tula año con año recibe 10 millones de pesos para seguridad por parte de la federación, la secretaría está en las condiciones que denunciaron los policías el pasado miércoles?

Será bueno de dejarnos de discursos en estas campañas políticas y si de verdad quieren demostrar que son “diferentes” a los demás, den un golpe de credibilidad y que se castigue a quien o a quienes hicieron tanto daño a Tula en la pasada administración.

Dejo en claro que no es venganza lo que estoy proponiendo, solo que se aplique la ley y no haya impunidad en la capital tolteca; la cual está llena de gente trabajadora, buena y con principios, que hemos permitido gobiernos locales que nada han hecho por esta gran ciudad.

SANTO: Norma Aceves García, vecina de Atitalaquia, busca una curul en San Lázaro por la vía plurinominal del PRI, Norma es una mujer reconocida debido a su gran trabajo en pro de las personas con discapacidad; a muchos nos ha enseñado sobre este tema y deseamos de corazón que una mujer como ella llegue a ser diputada federal.

DEMONIO: El problema de la basura no solo es un tema que le corresponde a la autoridad, lamentablemente en Tula algunas personas utilizan un terreno baldío que se encuentra sobre la carretera a Xochitlán de las Flores, como basurero clandestino; ojo autoridades ambientales. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO